UN HOMENAJE A NUESTRA HISTORIA!

Nos encontramos en una de las zonas geológicas más antiguas de la península ibérica. Hace cinco millones de años la geología transforma esta vieja Iberia y hace que la meseta que acogió a los reinos de León y Castilla adquiera su elevación actual. Es entonces cuando fuerzas sobrecogedoras provocan una suave inflexión de la península hacia occidente, de manera que el rio Duero deja de morir en el Mediterráneo para hacerlo en el Atlántico, con el permiso de Portugal.

LAS ARRIBES

ESPAÑA Y PORTUGAL

Pero después de pasar por las tranquilas vegas y las tierras arcillosas y blandas de la penillanura, llega a nuestra comarca y se enfrenta con una muralla de granito que ha de vencer, para lo que necesita cientos de años. El Duero atraviesa el granito hasta hacer una veta de 500 metros de profundidad, formando el cañón del Duero.

Durante muchos kilómetros se abre paso en Las Arribes, zonas escarpadas que bajan hacia su orilla y que dio finalmente nombre a toda una comarca. Le acompañan muchos ríos que se rinden al Padre Duero que hace frontera y dota de personalidad a estas tierras y a su gentes de España y Portugal.

Los celtas nos dejaron numerosos castros hace más de dos mil años, algunos de los cuales se convirtieron en los pueblos actuales. Tras cientos de años de silencio es en el siglo XII cuando empieza la repoblación de esta comarca internacional con gentes del norte, a ambos lados del Duero. Hace 8 siglos empieza la vida, de nuevo

NUESTRA TIERRA

VINOS, ACEITES Y CERVEZAS

Nos encontramos en una de las zonas geológicas más antiguas de la península ibérica. Hace cinco millones de años la geología transforma esta vieja Iberia y hace que la meseta que acogió a los reinos de León y Castilla adquiera su elevación actual. Es entonces cuando fuerzas sobrecogedoras provocan una suave inflexión de la península hacia occidente, de manera que el rio Duero deja de morir en el Mediterráneo para hacerlo en el Atlántico, con el permiso de Portugal.

8 Siglos Arribando es un homenaje a nuestra historia. Tras ocho siglos queremos que el mundo conozca nuestro paisaje, nuestros productos y nuestra hospitalidad. Ofrecemos la verdad de 8 siglos, en una tierra con pocos cambios en los que se saborea la eternidad.

Evocando el sacrifcio individual y silencioso de sus gentes. Labraron la tierra con respeto, abancalaron sus arribes para conseguir vinos, aceites, cervezas, pero también quesos, y embutidos… gracias a un clima benigno que nos regala el Duero, recuerdo de cuanto vertía sus aguas en el Mediterráneo.

HEMOS ESPERADO MUCHO PARA DAR LO MEJOR. NO ESPERES PARA COMPROBARLO.

SOMOS LA VERDAD DE LOS SIGLOS. Y SEGUIMOS ARRIBANDO.